La tasa de desempleo se ubicó en  9,1 por ciento en el primer trimestre del corriente año y bajo apenas 0,1 puntos por encima de la del último trimestre del año pasado, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Esta leve baja, según el INDEC, se debió a que el Producto Bruto Interno (PBI) creciera 3,6% entre ambas mediciones.

Estos datos no serían los esperados por el Gobierno puesto que la expectativa del macrismo era que el número bajase hasta el 8,5% aproximadamente.

El índice de subocupación, es decir, el de personas que trabajan menos de 35 horas semanales, llegó al 9,8%.

El desempleo afecta al 10,6% de las mujeres (en el primer trimestre de 2017 había sido de 10,2%) mientras que en los varones esa cifra asciende al 8%, lo cual significa un 0,5% menos en referencia al primer trimestre del año pasado.

Entre los ocupados, el 18% pertenecen al comercio, el 11,7% en la industria, y el 10,7% en servicios financieros, alquiler y empresariales.

El resto corresponde a un 8,6% en la construcción; el 8,6% en la administración pública, defensa y seguridad social; 8,1% en enseñanza; 7,3% corresponde a servicio doméstico.