A casi un año del escándalo por la baja sin aviso de más de 70 mil pensiones por discapacidad por parte del Gobierno, se conoció el caso de Agustina Sánchez, una joven que nació sin brazos y está cerca de recibirse de docente de nivel inicial, pero el Ejecutivo le niega un beneficio no contributivo bajo el insólito argumento de que su familia tiene un hogar donde vivir y su padre un trabajo. 

Según publicó La Voz, Agustina nació en Noetinger, Córdoba, con Amelia, una malformación congénita que se caracteriza por la falta de uno o más miembros. En su caso, no tiene brazos. Sin embargo, y a pesar de que hoy cumplió 21 años, el Gobierno le niega desde hace dos años el acceso a una pensión por discapacidad. 

Ante esa situación, Agustina le envió una carta al propio Macri en marzo en la que le explicó su situación y le reclamó por su "derecho de acceder a esta pensión por el solo hecho de haber nacido sin brazos, para poder llevar una vida independiente y digna".

"Desde hace dos años se viene tramitando una pensión no contributiva, amparada bajo la Ley Nº 18.910 y el decreto Nº 432/97, la cual fue negada alegando que mi padre tiene una propiedad (vivienda única), trabajo formal (como metalúrgico) y poseo obra social", detalló la joven en su escrito. 

Sin embargo, con la mayoría de edad la joven sufre la profundización del problema por la negativa del Ejecutivo a brindarle una pensión, ya que se queda sin la obra social de su familia, que al mismo tiempo es parte del argumento oficial en la alusión a que su padre “tiene trabajo".

A pesar de la carta y la viralización que consiguió en su momento, la iniciativa nunca recibió respuesta por parte de Macri ni de sus funcionarios.

 

 

POR FAVOR, COMPARTIR PARA QUE SE HAGA VIRAL Y LLEGUE A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y, POR CONSECUENTE, AL PRESIDENTE DE...

Posted by Agustina Ayelén Sánchez on Tuesday, March 27, 2018

Fuente: Política Argentina