La diputada bonaerense por Cambiemos Carolina Píparo fue duramente cuestionada por un posteo en redes sociales, en el que celebró que un restaurante de La Plata reciba, una vez por semana, a personas en situación de calle para darles comida, justo un día antes que el Indec diera a conocer las cifras de pobreza y revelara un aumento de 1,6% respecto del segundo semestre de 2017. 

"Pedro de 4 años invitó a un señor que estaba en la calle a comer al bar de sus papás, quienes desde aquel día junto a amigos consiguen alimentos, y en el bar ‘El Expreso’ de La Plata cocinan los martes para personas que lo necesitan. Gracias Diego y Gise por tanta solidaridad", escribió Píparo en una publicación de Instagram, donde compartió algunas fotos de ella en el comercio y junto al niño. 

Rápidamente, le llovieron las críticas. "Qué pena que tengan que ir a comer a otro lugar que no sea su hogar. Ojalá eso los haga pensar qué está pasando y qué están haciendo para que las cosas sean así", respondió una usuaria, identificada como Araceli Etchepare. 

Pero lo que generó mayor indignación fue la respuesta de la dirigente oficialista a ese comentario. "Más allá de la terrible problemática de quienes hace mucho tiempo necesitan recurrir a comedores, esto es una experiencia hermosa para todas las personas que concurren", afirmó. 

En esa línea, agregó: " Es salir a comer a un restaurante y que la gente que te sirve sean personas que se preocupan por hacer de cada noche un evento social, donde el que está solo come acompañado, donde los nenes se sientan en un escenario a jugar y los perros de la familia son recibidos afuera, con potes de alimentos, lo viven como un día de reunión y celebración".

"¿De verdad crees que ir a un comedor disfrazado de restaurante (porque sus dueños se copan y se ponen a ayudar a sus vecinos) es un lugar donde se concurre con alegría, de unión y celebración?", la cruzó otro usuario de la red social. 

Luego, frente a la catarata de cuestionamientos, Píparo borró el comentario y realizó otra publicación para intentar explicar sus palabras. "Hablo de una iniciativa que visité, que da la posibilidad de ir a un restaurante a quien no puede, en el que gente que estaba sola conoció amigos, donde se sirven exquisitos platos y hay entretenimiento, idea de un niño. Pero siempre desvirtúan, agreden, mienten. Qué triste. Por suerte son muchos más los que entienden y respetan", expresó en su descargo. 

 

 

Fuente: El País Digital, El Destape