El Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2017 que endureció la política migratoria a través de restricciones a extranjeros y permitió la posible expulsión de inmigrantes fue declarado inconstitucional.

La Sala V de la Cámara en lo Contencioso Administrativo puso un freno al intento de Mauricio Macri de endurecer las políticas migratorias en la Argentina. A través del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2017, el primer mandatario modificó, sin intervención del Congreso, la Ley de Migraciones.

La medida del Ejecutivo endureció el ingreso de extranjeros al país y facilitó herramientas para la expulsión del territorio nacional, y fue cuestionado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Los jueces Jorge Alemany, Pablo Gallegos Fedriany y Guillermo Treacy hicieron lugar a  la apelación que el CELS, la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes y el Colectivo por la Diversidad realizaron luego de que el decreto fuera ratificado por la Justicia en primera instancia.

El medio Página 12, agregó que las críticas al DNU transcendieron las fronteras argentinas y llegaron a los organismos internacionales. La Corte Interamericana de Derechos Humanos puso al decreto de Macri en el mismo plano que el muro que Donald Trump ideó para la frontera entre Estados Unidos y México. Además, convocó de oficio a la Argentina a dar explicaciones sobre el tema.