Un tribunal se lo ordenó al Ministerio de Salud. Deberán ir para los más necesitados. Son 27 mil cunas y sacos de dormir.

El Tribunal Oral Federal 1 ordenó al Ministerio de Salud de la Nación la distribución a los más necesitados as 27 mil cunas y sacos de dormir del Plan Qunita, donde funcionarios del gobierno anterior van a juicio oral y público por pago de sobreprecios en la compra de elementos para bebé del denominado Plan Qunita.

Lo hizo a raíz de varios pedidos que recibió el Tribunal de entidades sociales y porque el Estado Nacional paga 770 mil pesos por mes en el depósito en la localidad bonaerense de Avellaneda, puesto que los otros elementos que componen el kit deberán ser distribuidos también por orden de la Justicia.

Los jueces José Michilini, Gabriel Vega y Adrián Grunberg habían ordenado tiempo atrás la distribución de los elementos, pero salvo las cunas y las bolsas de dormir porque estos dos eran inseguros ya que estaban hechos precariamente y ponían en riesgo al bebé.

El diputado por Río Negro Martín Doñate pidió las cunas por la necesidad en su provincia, y lo mismo hicieron Francisco Olveira Fuster de la Fundación Isla Maciel y el Párroco del lugar y Juan Grabois, integrante de la Confederación de Trabajadores por la Economía Popular.

La fiscalía había pedido que la reparación la hiciera la Facultad de Medicina, el Instituto de Tecnología Industrial (INTI) y la Sociedad Argentina de Pediatría las reparen y la distribución la hiciera UNICEF y Red Solidaria.