La jueza María Eugenia Capuchetti sobreseyó a los dueños de C5N, Cristóbal López y Fabián De Sousa, en la causa en la que se inestigaba la venta del Grupo Indalo. La decisión llegó después de que el propio fiscal, Ramiro González, concluyera que el delito no existió. 

El sobreseimiento benefició también a los empresarios  Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre y deja a todos al borde de la libertad. Los abogados defensores quedaron en condiciones de pedir los excarcelamientos ante  el Tribunal Federal Oral 3. 

A fines de diciembre de 2017, el juez Julian Ercolini los procesó a los dos empresarios y a Echegaray por defraudación al Estado y dispuso la detención de los dos primeros por entender que quisieron engañar a la justicia. Así ordenó abrir una investigación penal paralela para saber si existió una venta de acciones de empresas del grupo Indalo al grupo Ceibo (a cargo de Rosner y Dellatorre), cuando existía una expresa  inhibición general de bienes para hacerlo.
 
Con la intervención interdisciplinaria de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJUDECO) de la Corte Suprema, la justicia estableció que "no hubo transferencia accionaria" del grupo.

López y De Sousa siguen siendo investigados en otra causa por supuesta evasión impositiva, donde también está involucrado el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray. 

Fuente: Política Argentina