Mientras la justicia confirmó la imputación a varios funcionarios del gobierno anterior y de un expresidente de la AFA por una causa que investiga la “falta de transparencia en el manejo de los fondos destinados al programa Fútbol Para Todos”, Abal Medina logró gambetear la decisión judicial y no fue "amonestado".  

La Sala I de la Cámara Federal confirmó hoy el procesamiento de los ex jefes de Gabinete Aníbal Fernández y Jorge Capitanich y del ex presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) Luis Segura en la causa por irregularidades en el manejo de los fondos destinados al programa Fútbol Para Todos (FPT), según consignó el portal Infobae.

A diferencia de Fernández y Capitanich, que ocuparon el mismo rol que Abal Medina en el Gobierno, la justicia dictó la falta de merito del actual Senador y de esa manera quedó sobreseído, dando pie a todo tipo de sospechas y conjeturas de un acuerdo tras bambalinas en la Cámara Alta.

La decisión judicial de apartar a Abal Medina de la investigación es contradictoria, ya que los otros jefes de Gabinete cumplieron las mismas funciones que el actual senador y las relaciones con FPT era exactamente las mismas.

En diferentes círculos políticos y judiciales, llama la atención el sobreseimiento de Abal Medina por compartir las mismas responsabilidades institucionales que Fernández y Capitanich, aseguraron varias fuentes consultadas.

Al mismo tiempo, la Cámara ratificó la inhibición de bienes de Segura por  $50 millones y de Fernández y Capitanich por $10 millones.

El tribunal ratificó también el procesamiento de los ex dirigentes de la AFA Rafael Savino, Carlos Portel, José Lemme, Miguel Ángel Silva y Rubén Raposo, con una inhibición de $20 millones.

La causa se inició por la denuncia de la legisladora porteña de Confianza Pública Graciela Ocaña, por las irregularidades y falta de transparencia en el manejo de los fondos destinados al programa FPT, que pasó a costar $600 millones, en 2009, a $1.200 millones, en 2014.