El jefe del bloque de diputados del PRO no sólo se opone a legalización del aborto sino que pretende ir por más: quiere penalizar a los padres. "Hay que extender las penas al padre si el aborto es clandestino y tuvo algo que ver”, aseguró.

"Hay que penalizar al padre si el aborto fue clandestino. Hay que subir al debate la figura del padre. Se tendría que considerar como requisito el consentimiento del padre”, insistió Massot en una entrevista periodística.

“El aborto no es una cuestión de género", siguió Massot. "Nos estamos olvidando una parte. Son niños que tienen padres”, agregó. "Gran parte del debate será sobre si se quita o no una vida. Y en el caso de que se mantenga la prohibición del aborto, hay que caerle con todo el peso de la ley a quien quita una vida”, señaló.

De esta manera, dirigentes macrista volvieron a mostrar una posición adversa a la legalización del aborto, más allá de que el presidente Mauricio Macri se mostró abierto a una "discusión responsable". Ayer, la diputada Elisa Carrió volvió a insistir con su perfil más conservador a pedir que el debate se quite del Congreso para "no dividir el país".