La oposición tomó distraídos a sus pares oficialistas de Diputados y consensuó un dictamen de una ley para suspender los despidos durante 6 meses, similar a la vetada por Macri al inicio de su gestión.

Fue posible con la firma de 13 diputados en la Comisión de Trabajo, presidida por el peronista federal Sergio Ziliotto, gobernador electo de La Pampa, que ayer participó de la reunión de mandatarios con Alberto Fernández.

La reunión fue convocada para tratar otros proyectos y escuchar a los sindicalistas pedir una protección a los puestos de trabajo, pero Ziliotto sorprendió con un texto consensuado que obligó a los diputados de Cambiemos a buscar firmas en los pasillos.

"La idea fue llegar a un texto único para dar el debate. Tiene que ver con la defensa de los trabajadores en este contexto de crisis", anunció Ziliotto.

Habían presentado proyectos diputados de origen sindical como Facundo Moyano y los kirchneristas Vanesa Siley, Hygo Yasky y Abel Furlán.

El dictamen lo firmaron además Walter Correa, Walter Santillán, María Cristina Britez y Adrián Grana, del FpV; la catamarqueña Silvia Ginoccchio, Elda Pertile y Florencia Peñaloza (Argentina Federal) y Nicolás del Caño, de la izquierda.

"Se perdieron 252.000 puestos de trabajo en 2018, necesitamos generar un hecho político y visibilizar el tema con su tratamiento en el recinto", planteó Moyano, que cuando advirtió que podía firmarse dictamen les pidió a los diputados de izquierda dejar de hablar para firmar.

Cambiemos no tuvo reacción: presentó un dictamen de minoría, con 12 firmas, y así dejó habilitado el dictamen de mayoría. Si dejaban las bancas vacías la sesión se caía.

"Sin desconocer los índices de desempleo, no están dadas las condiciones del estado de emergencia", se defendió el radical Albord Cantard, antes de presentar el despacho de minoría que ni siquiera habían escrito. Este jueves no había llegado a la oficina de la comisión.

Los sindicalistas fueron a fondo. El bancario José Palazzo, aliado del kirchnerismo, quien denunció despidos en el Banco Santander.

El dictamen prohíbe los despidos o suspensiones por 180 días "de trabajadores y trabajadoras, sin justa causa, tanto en el ámbito público como en el ámbito privado a partir del 19 de junio de 2019".

Y aclara que la normativa se aplicará "a todos los trabajadores y trabajadoras, sin importar la modalidad contractual. Todos los actos dispuestos en contravención a dicha prohibición serán nulos".

Obliga a continuar las contrataciones de personal temporario y fija un subsidio para las pymes con inconvenientes para sostener personal, suficiente para que el macrista Luciano Laspina esconda el texto en la comisión de Presupuesto, donde quedan cajoneados los proyectos molestos para el Gobierno. 

Ziliotto aprovechó la mayoría para dictaminar otros proyectos incómodos para la Casa Rosada como un pedido de informes sobre la situación de Télam; la creación del Programa Intercosecha; proyectos de inembargabilidad de las cuentas sueldo; y la reincorporación inmediata de los trabajadores cesanteados en las fábricas militares de Villa María y Fray Luis Beltrán, entre los meses de diciembre de 2017 y agosto de 2018, que tuvo disidencia de Cambiemos.

También pasó un proyecto para garantizar la fuente de trabajo de empleados del Ente Nacional de Regulación de Electricidad -ENRE-, ante el traspaso a las jurisdicciones de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuente: La Política Online