El Ministro de Economía saliente, Hernán Lacunza, se presentó anoche en los estudios de TN y brindó una serie de declaraciones acerca de la realidad económica, política y social que vive el país, la que confirma la falta de preparación del funcionario en cuestión, como así también la realidad paralela en la que viven.

De cara al 2020, el ministro de Hacienda intentó quitarle dramatismo al nivel de endeudamiento que dejará el Gobierno y asegura que "hay para cinco o seis meses" de reservas para renegociar el reperfilamiento con el FMI.

"Esta gestión tuvo luces y sombras como todo Gobierno. Exagerarlas no contribuye a un diagnóstico serio. La fachada de la casa tiene deterioros en materia de bienestar. No conseguimos los resultados que esperábamos en materia de pobreza e inflación", sostuvo Lacunza en una entrevista con el programa de Todo Noticias, La Rosca.

Una definición un tanto particular es que el ministro aseguró que el nivel de endeudamiento externo de la Argentina "no es alta" porque "es el 70% del producto". Además dijo que dejarán 45 mil millones de dólares en reservas y que estas "son suficientes para tener un espacio para negociar".

"Si hubiera que pagar deuda exclusivamente con reservas, hay para cinco o seis meses, tiempo más que suficiente para negociar la deuda. No es tanto un problema de solvencia como de liquidez, por lo cual a nuestro juicio hay que hacer más hincapié en los plazos que en el monto o eventuales quitas", recalcó.

Por último dijo que los problemas de gestión del macrismo fueron "herencia, error de instrumentos y mala suerte" y que "se subestimó la herencia, era más pesada de lo que se presumía. Corregir el dólar, las tarifas, bajar la inflación y crecer, los libros dicen que no se puede, y no se pudo".