El técnico informático Diego Lagomarsino involucrado en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman mostró sus inquietudes sobre la nota de Clarín en la que se sostiene que hubo los múltiples llamados entre la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el entonces secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, la noche del 18 de enero de 2015.

"Tengo los huevos al plato", expresó Lagomarsino, investigado en la causa por el fallecimiento del fiscal federal con el que trabajaba. "Estoy soportando las tapas de un diario que dicen cualquier pelotudez. Tengo los huevos al plato", manifestó el ex empleado de la UFI-AMIA.

Según el artículo de Clarín, el lunes 19 de enero de 2015 a las 0.36 -dos horas y media después de que hallaran muerto al fiscal en su departamento de Puerto Madero- comenzaron las "frenéticas" llamadas entre Berni y CFK, que terminaron a las 16.07. 

Consultado por la supuesta estrategia del gobierno de Macri en reflotar el caso Nisman debido a la crítica situación política y económica que padece el país respondió: "Al principio no lo creía, pero ayer aparece el pan a 100 pesos y revive Nisman. Ya es muy burdo". 

Fuente: Política Argentina