Este martes Alberto Fernández asumirá formalmente la presidencia de la Nación. Tras los festejos y actos ceremoniales el mandatario buscará desarrollar cinco medidas de alto impacto económico.

Las medias económicas buscan generar un shock de emergencia para dar los primeros pasos y salir de la crisis financiera que vive el país, además de una microeconomía que está destruída. Restablecer el poder de consumo es una de las principales metas..

1- Aumentar los sueldos mínimos a los estatales nacionales. Podría salir por decreto o bien pasar por el Congreso si fuera necesario ese paso parlamentario.

2-Acordar con los privados y las provincias una medida similar, siempre entre los escalones más bajos de la escala salarial, hoy arrinconados por una inflación galopante.

3-Incrementar las jubilaciones mínimas. Los pasivos que menos cobran $14.067, cifra que a vista de los aumentos bestiales que se aplicaron en 2019 a los medicamentos, las tarifas y los precios en las góndolas, colocan a los jubilados cerca de la indigencia. 

4-Suba en las asignaciones familiares y subsidios que otorga el Estado. También se aplicaría a quienes menos reciben, que en muchos casos se trata de cifras que apenas alcanzan para comprar alimentos en los primeros días del mes.

5-Congelamiento de tarifas de luz y gas por al menos seis meses. Saldría por decreto, aunque, al igual que los aumentos salariales, no dejaría de pasar por el Congreso de ser necesario.

También se estudia un congelamiento en los combustibles, el que sería por unos seis meses, luego de los nada menos que diez aumentos que en lo que va de 2019 autorizó el gobierno de Mauricio Macri.