El Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Ginés González García, presentó una propuesta de reglamentación para el autocultivo del cannabis con usos medicinales, y avanzó en la posibilidad de que el aceite que se extrae de las plantas pueda ser suministrado en farmacias.

Cabe destacar que esta nueva reglamentación se aplica sólo para fines medicinales, y para la adquisión de la misma, el paciente debe contar con la autorización médica. Este documento también propone la creación de un registro de cultivadores, y que el Estado sea quien controle la calidad del producto que se comercialice.

La iniciativa busca “garantizar el acceso a partir de la creación de un registro de especialidades medicinales, autocultivo, la ampliación de especialidades médicas para su prescripción y un registro de pacientes”.

En 2017, el Congreso Nacional reglamentó la legislación que regula la producción e investigación en el uso medicinal del cannabis, que ahora el gobierno busca llevar a cabo en todo el país.