La pérdida del poder adquisitivo sufrida por la población durante 2018 se verá plasmada en la mesa de fin de año. Un estudio del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) reveló que la cena para las fiestas costará un 48% más caro que en 2017, mientras que el salario mínimo vital y móvil sólo se incrementó un 28%, lo mismo que las jubilaciones.

El dato es aún más estremecedor cuando el estudio refleja que, desde 2015, las cenas para las fiestas aumentaron un 251%. En diciembre de 2015, el costo de la cena navideña costaba alrededor de $915 y el próximo 25 de diciembre costará más de tres mil pesos.

El cálculo de los costos realizado por el CEPA es sobre una familia de 5 o 6 personas. La cena incluiría picada, asado y helado, además de bebidas como gaseosas, vino y fernet. La inflación acumulada en el año es de un 39,5%, cuando restan conocerse los datos inflacionarios de noviembre y diciembre. El fenómeno impactará negativamente en la celebración de fines de año.

Si se suman navidad y año nuevo, una familia compuesta de 5 a 6 personas deberá contar con "el total de $8.312", detalla el CEPA en su informe, si se toma en cuenta la cena y la mesa dulce, compuesta por sidra, frutos secos, turrones y pan dulce.