El presidente Mauricio Macri destacó ante el Congreso la creación de empleo y la caída de la desocupación. Los dos datos son falsos o por lo menos merecen muchas aclaraciones para que tengan algo de realidad. Especialistas advierten que en los últimos dos años lo que aumentó fue el número de inscriptos en el monotributo mientras subió el desempleo a niveles de 2007.

Miente, miente... El mandatario celebró que "lo peor ya pasó" y que "estamos creando empleo genuino". La realidad, en cambio, indica que en dos años de gestión de Cambiemos lo que más creció fue el sector de independientes y monotributistas (190 mil puestos en 24 meses). Vale destacar lo siguiente: quien se registra en el monotributo no necesariamente es un empleo nuevo, ya que podría haber estado trabajando antes pero sin ningún tipo de formalidad.

Después, otro sector que creció es el empleo público, en 65 mil puestos. El sector privado creció en 18 mil, muy por debajo del crecimiento demográfico del país. En el caso del sector industrial, el empleo de mayor calidad, se evidenció una caída del 5% en dos años. En resumen: pocos nuevos puestos y de mala calidad.

Como la creación de fuentes de trabajo está por debajo del aumento de la masa de trabajadores, la desocupación creció en 24 meses hasta ubicarse en el 8% (6% es el último dato kirchnerista), un número récord desde hace 10 años.