La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (Apdh) de La Plata y la Asociación de Trabajadores del Estado bonaerense (ATE), reclamaron la continuidad de los juicios por delitos de lesa humanidad, tras la suspensión del que debía comenzar el próximo viernes por los crímenes de la ultraderechista y paraestatal Concentración Nacionalista Universitaria (CNU).

"Aunque el gobierno nacional y el provincial han dicho que las causas van a seguir, que el gobierno va a seguir siendo querellante en las causas, se necesita mucho más que eso, se necesitan muchos recursos que venimos reclamando y hoy no están en el poder judicial”, dijo Marta Vedio, titular de la APDH.

En conferencia de prensa que compartió con Carlos Díaz, secretario adjunto de ATE provincial y Emiliano Hueravillo, director de derechos humanos del sindicato de estatales, entre otros, Vedio citó como ejemplo que "en La Plata hace tiempo que se ha creado el Tribunal Oral (Federal) número 3 y nunca se constituyó".

"Y por otra parte, el juicio a (imputados por crímenes de lesa humanidad cometidos por) la CNU (en La Plata) tuvo que ser suspendido porque uno de los jueces subrogantes pidió una licencia y no sabemos quién va a integrar el tribunal y cuando se va a hacer el juicio”, señaló.

Vedio aludió además a lo que consideró “señales negativas muy concretas del gobierno, como son la concesión de prisiones domiciliarias, como la otorgada a (el represor Miguel) Etchecolaz".

"Esto lo vemos como una señal frente a la que creemos que hay que alzar la voz, dado que no hay argumentos que habiliten tales beneficios porque son genocidas que han cometido delitos gravísimos, tienen sentencias firmes a prisión y por lo tanto deben cumplirlas”, añadió.

La titular de la APDH reclamó “a las autoridades que dediquen a los juicios de lesa humanidad todos los recursos que se necesitan y la decisión política para darles continuidad y garantizar el cumplimiento de las penas”.

Por su parte, Díaz ratificó en nombre de ATE el "compromiso y responsabilidad de seguir exigiendo justicia bajo la bandera de memoria, verdad y justicia, teniendo en cuenta que los trabajadores hemos sido los principales perjudicados por la represión estatal en los años negros de la dictadura".

Emiliano Hueravillo destacó a su vez que "es muy importante que se avance con los juicios de lesa humanidad” y sostuvo que se registra "en los últimos meses una situación muy crítica, donde están parados los juicios, que se están atrasando por la falta de decisión política desde el Ejecutivo. Queremos que se continúe con los juzgamientos para ver a los genocidas en cárcel común y perpetua”.