Tras llegar a Esquel, el nuevo juez a cargo de la investigación por la desaparición forzada de Santiago Maldonado confirmó que ya leyó parte del expediente y que, cuando lo termine, se reunirá con la familia de la víctima.

El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, arribó anoche a la ciudad de Esquel para dedicarse “a pleno” a la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Esta mañana se reunió con su antecesor, Guido Otranto, desplazado por su parcialidad en la investigación, y luego mantuvo un breve contacto con la prensa.

Lleral confirmó que ya pudo leer “parte” de la causa y del expediente por el hábeas corpus, pero pidió “tiempo” para avanzar.

“Muchos trabajadores de los medios estuvieron llamándome. Les pido disculpas, no pude atender porque estaba trabajando para dedicarme a pleno a esto”, manifestó el magistrado y,  al ser consultado sobre si ya pudo leer la causa, respondió: “He comenzado con una parte, pero no todo”.

Ahora Lleral deberá ponerse al tanto del resto del expediente y analizar las llamadas de los gendarmes que, tras los mensajes revelados la semana pasada, incrementaron las sospechas sobre la responsabilidad de Gendarmería en la desaparición de Santiago.

“Se trata de un caso importante, muy sensible, se trata de encontrar a un ser humano, una persona que está desaparecida y que exige el compromiso de todos como sociedad”, remarcó el juez, y agregó que “hay una familia que está sufriendo y todo aquel que pueda aportar un dato certero va a ser bienvenido”.

El magistrado, que se contactó con la familia Maldonado el pasado fin de semana, contó que “el diálogo” fue “cálido, de respeto, como se prevé en estos casos”.

“Vamos a tener una audiencia con la familia pero primero tengo que ver todo el expediente”, explicó Lleral.

Mientras tanto, la Corte Suprema autorizó hoy a imputar el gasto por los requerimientos del juez, que incluyen los sueldos de los nuevos empleados: un Secretario de Juzgado, un Prosecretario Administrativo, un Jefe de Despacho, un Oficial Mayor, otro oficial, dos Oficiales Escribientes y un Medio Oficial. Además, incluyó pedidos de recursos materiales de oficina y dos camionetas 4x4.

“Ante la premura que el caso impone, se solicita que se arbitren los medios necesarios a fin de dar respuesta a los pedidos efectuados por el magistrado Lleral”, ratificó el presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, en una nota a la titular del Consejo de la Magistratura, Adriana Donato.