Alan Nahuelmilla tenía 17 años y fue asesinado por cinco integrantes de una familia, quienes lo torturaron durante al menos tres horas en una casa de Comodoro Rivadavia, en Chubut.

Por el hecho se entregaron cuatro hermanos que creían que les había robado un televisor.