El presidente de la Corte Suprema, el controversial Ricardo Lorenzetti, brindó una entrevista a la cadena norteamericana CNN. Habló sobre la Justicia y también sobre las críticas de Elisa Carrió. "Buscan presionar a la Justicia", dijo.

Además, el magistrado recordó un hecho grave a días de que asumiera Mauricio Macri como presidente de la Nación: "Ni bien asumió este gobierno, tuve una pintada muy agresiva en la casa de mi mamá en Rafaela, Santa Fe. Después, a los 15 días, Elisa Carrió me denunció por enriquecimiento ilícito", recordó. "La denuncia de Carrió quedó en nada", siguió.

En ese marco, aseguró que las decisiones de la Corte Suprema "son colegialas. Yo no firmo nada en soledad". Y volvió a insistir: "Hemos tenido muchas agresiones públicas. Me realizaron una investigación ilegal". "Con las críticas se busca presionar a la Justicia. La Corte Suprema está muy tranquila, como estuvo siempre", aclaró.

Por último, habló sobre la posibilidad de ser candidato presidencial. Lorenzetti le bajó el tono a esa opción: "Nosotros tuvimos un rol público muy importante en un momento determinado porque necesitábamos que la Corte ganara legitimidad. Por ahí se confundió a la Corte con Lorenzetti. Pero lo importante es que la Corte sea reconocida socialmente, no Lorenzetti", cerró.