Los billetes de 5 pesos deberán ser aceptados por los comercios hasta el 28 de febrero y, con posterioridad a esa fecha, podrán ser canjeados o depositados en todos los bancos del país hasta el 31 de marzo. Las fechas originalmente establecidas para ese fin eran el próximo 31 de enero y el 28 de febrero, respectivamente.

La determinación de aplazar por 30 días el cronograma anunciado por el Banco Central tiene que ver con la necesidad de retirarlos del sistema de manera más ordenada.

Desde la autoridad monetaria admitieron que están analizando el tema para tomar una resolución al respecto y que recibieron pedidos de postergación para la fecha límite en que los billetes de 5 pesos sean “desmonetizados” por parte de entidades como la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Ambas entidades empresarias habían enviado respectivas cartas al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, solicitando una extensión de la circulación del billete por seis meses.

En ese sentido, para favorecer la distribución de las monedas de 5 pesos el BCRA dispuso un mecanismo de entrega directa a comercios, empresas o asociaciones empresariales que las requieran en cantidad. Para ese fin, habilitó una casilla de consultas, operaciones.monedas@bcra.gob.ar.

El cronograma original para sacar el billete de 5 pesos de circulación se había iniciado el 1° de agosto de 2019, fecha en que el BCRA dejó de distribuirlos entre los bancos y comenzó a retirarlos para su destrucción. Desde entonces, han salido de circulación 50 millones de billetes pero esa cifra representa sólo un 10% del asunto: quedan aún en los bolsillos de los argentinos otros 450 millones de billetes.

El billete verde, con la imagen del General San Martín, deberá ser aceptado como medio de pago hasta el 28 de febrero. Con posterioridad a esa fecha, quienes lo posean deberán depositarlos en cuentas bancarias o bien canjearlo en las sucursales de los bancos por otros billetes o por monedas.

A partir del 1° de abril, no habrá más opciones para recuperar su valor, ni presentándolos en los bancos, ni en el Banco Central, ni por ninguna otra vía.