El PAMI busca invalidar el contrato firmado hace cuatro meses con los laboratorios. Piden que el Estado pague una millonaria deuda y prevén que faltarán medicamentos.

La obra social de los jubilados y pensionados enviara una carta documento para rescindir el contrato firmado cuatro meses atrás -que establecía la compra de medicamentos para todo el año-, las empresas rechazaron esa decisión y fueron un paso adelante: amenazaron al Estado con la quita de descuentos si no se salda la millonaria suma que se les debe.

Según informó el diario La Nación, los laboratorios agrupados en Caeme (extranjeros), Cilfa (nacionales) y Cooperala (cooperativas) enviaron una nota al nuevo director ejecutivo del PAMI, Sergio Cassinotti, en la que se opusieron a la carta documento enviada por la mutual y la calificaron como “improcedente, abusiva y contraria al principio de buena fe”.

De acuerdo con la denuncia de las empresas, el gobierno de Mauricio Macri ya renegoció el convenio cuatro veces y aseguraron que, en esta oportunidad, no existen razones para rescindir el acuerdo alcanzado el 27 de enero pasado, cuando Carlos Regazzoni todavía era titular del PAMI. Argumentaron que “es insostenible afirmar que en solo tres meses” el presupuesto y las condiciones económicas “hayan cambiado de manera que pueda ocasionar un desequilibrio”.

La gestión de Cassinotti pretende volver a negociar el convenio con el objetivo de recortar los $3000 millones mensuales que paga el PAMI por la compra de medicamentos por parte de sus afiliados, los cuales son financiados entre el 50% y el 100%, a unos  600 millones al mes.

Sin embargo, el Estado mantiene una deuda con la industria farmacéutica de $261,3 millones de 2016 y unos $691,4 millones de 2017, por lo que los laboratorios utilizaron eso para intimar al PAMI para que en cinco días cancele lo que debe por este año. De lo contrario, amenazan con suspender las prestaciones que tienen a su cargo.

“De persistir el instituto en su incumplimiento, la industria no aceptará ni procesará recetas de medicamentos que hayan sido dispensados a beneficio del instituto a partir del plazo indicado precedentemente, deslindando de todo tipo de responsabilidad los daños que puedan ocasionarse como consecuencia de vuestros incumplimientos”, advierte el documento enviado por los laboratorios.