El objetivo del presidente era destrabar el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea, pero la firme posición de Macron eliminó la ilusión.

Macri soñaba con anunciar en París que, tras la reunión que mantuvo con su par francés Emmanuel Macron, había logrado destrabar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur.

Sin embargo, sin resignar los modos amables, el mandatario francés se negó a avanzar en ese sentido. En la conferencia de prensa que ofrecieron luego del encuentro, Macron señaló: "La idea del acuerdo es pertinente y seguramente será benéfico para ambos países, pero hoy expresé al presidente Macri mis preocupaciones, en particular en lo que concierne a la carne bovina".

"Francia tiene la obligación de respetar el sector bovino y un acuerdo podría ser desestabilizador para ese sector excelente", agregó.

Sin la posibilidad de difundir el éxito diplomático y comercial que finalmente no llegó, los medios afines al Gobierno tuvieron que resignarse a disfrazar lo máximo posible el revés que sufrió el presidente argentino.

En ese sentido, prefierieron publicar títulos en los que se hacía referencia a una obviedad: que "se seguirá negociando". Así lo hicieron de manera casi calcada La Nación e Infobae. Clarín, en cambio, se permitió la audacia de expresar que "Macron puso un freno", aunque de inmediato agregó que "siguen las negociaciones".

Par compensar la osadía, en una nota aparte el gran diario argentino tituló directamente aludiendo a las "coincidencias" de ambos mandatarios "en Davos y en sus agendas".

Fuente: Infonews