El tarifazo energético, decretado por el Gobierno de Cambiemos, le permitió al empresario Nicolás Caputo ganar en 2017 3500 millones de pesos. Por día, da 9,4 millones de ganancias en su empresa Central Puerto SA, que tiene participación en distribuidoras de gas.

El de Nicolás Caputo no es un nombre más: se trata de uno de los empresarios preferidos del Gobierno y además es íntimo amigo del presidente Mauricio Macri, como ellos mismos aseguraron más de una vez. Caputo, además, es primo del ministro de Finanzas, el polémico Luis Caputo.

Según una encuesta reciente, más del 80% de los bonaerenses rechaza el tarifazo y asegura que tiene un impacto perjudicial sobre su economía familiar. A Caputo le pasó algo similar, pero al revés: es uno de los ganadores de la política más impopular del macrismo desde diciembre de 2015.

Pero hay más: según una investigación del Observatorio de la Energía, Tecnología e

Infraestructura para el Desarrollo, el tarifazo permitió a otro empresario cercano a la Casa Rosada quedarse con ganancias récord. Se trata de Marcelo Mindlin, que ganó 5500 millones de pesos durante el año pasado.

Todo indica que esos empresarios seguirán ganando en 2018, ya que el tarifazo llegó para quedarse. De hecho, el ministro de Energía, Juan Aranguren, afirmó hoy que no le "importa" que se enojen dirigentes aliados por la suba de tarifas.