La miembro fundacional de Cambiemos lanzó dardos a la política tarifaría del Gobierno y dijo que el Ministro de Justicia es "un poste político" y que le perdió el respeto. Las secuelas del cruce con el Presidente por el Canje de pasajes de los diputados.

La diputada del oficialismo, Elisa Carrió volvió a mostrar mostró su enojo con el presidente Mauricio Macri después de que se desatara una serie de críticas por el canje de pasajes por parte de los diputados de Cambiemos. Ante esta situación Lilita salió a criticar los tarifazos, al ministro Germán Garavano y al operador judicial Daniel Angelici.

"Ya basta, le diría al gobierno basta. Las clases medias no tienen la culpa de que hayan vaciado las empresas. Ya le dije al Presidente que me opongo al aumento de tarifas", cuestionó Lilita a la nueva suba en los servicios de luz, gas, agua y de transporte que comienzan a regir en este cuarto mes del año.

Otro frente de batalla que Carrió mantiene dentro de Cambiemos es contra el ministro de Justicia y también el presidente de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti. De todos modos, los principales dardos se los llevó Germán Garavano a quien calificó como un "poste político".

"No tengo ninguna relación ni la voy a tener con el ministro Garavano. Cuando le ofrecí a mi mejor abogada para querellar a los que encubrieron a la AMIA, tuvo que renunciar. Es un poste de la Argentina, un poste político. Le perdí todo tipo de respeto porque esas cosas no se hacen", dijo este martes en una entrevista con Canal 13.

Acerca de la feroz interna de Cambiemos, la diputada aseguró que "A Macri le han mentido (Ernesto) Sanz, (Ricardo) Gil Lavedra y el propio presidente de la Corte. Dos años tardó, pero se dio cuenta".

"Lorenzetti lo que siempre quiso ser es presidente, por la vía de facto o por elecciones, pero no va a ser jamás, por eso insisto tanto. Él llama a todos, pero ¿a mí me va a amedrentar?, a los corruptos no hay que tenerle miedo jamás", agregó.

Sobre el rol que cumple el presidente de Boca Juniors en la Justicia, Carrió consideró que "hay una parte de Macri que quiere otra Argentina y otra que lo lleva a Angelici". La diputada recordó que fue ella quien lo denunció y aclaró que si bien el Gobierno no tiene un operador judicial, el vicepresidente de la AFA "se mete".