La Secretaria de Deporte de la Nación fue escenario de un operativo judicial por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. Desde hace cuatro meses se repiten las investigaciones en el ente y todos los caminos apuntan al ex jugador de fútbol.

Ayer a la tarde la Justicia realizó una investigación en la sede de la Secretaria de Deportes de la Nación, impulsada por el fiscal Ramiro González en el marco de la causa: "abuso de autoridad y violaciones de los deberes del funcionario público", la que se encuentra en el juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°4, a cargo del juez Ariel Lijo.

Los funcionarios señalados en el expediente son el secretario Mac Allister y Ricardo Grin, director del Centro Nacional de Alto Rendimiento (Cenard), según detalló este miércoles el periódico La Nación.

Desde noviembre último Mac Allister y la Secretaría se encuentran en la mira de la Justicia. Por orden del juez Lijo, se buscó evidencia por un posible tráfico de influencias. El funcionario apuntado entonces era el ex subsecretario de Deporte Orlando Moccagatta y se investigaba si había favorecido a la empresa Myrtha Pools en la adjudicación de piletas para el estado nacional.

La información que se requirió no está vinculada a las piscinas olímpicas sino a un proyecto denominado "Descentralización del Mediano y Alto Rendimiento del Deporte, Complejo/Estadio para el rugby URBA" que se ubicaría en la localidad de Ezeiza.

Según la Secretaría que dirige Mac Allister, el trámite de ayer "se relaciona con una solicitud de información por parte del Poder Judicial de la Nación, no revistiendo el carácter de allanamiento", detalló La Nación, para luego explicar: "la Secretaría brindará la respuesta correspondiente".