En Rosario, el presidente Macri realizó un acto por el Día de la Bandera, donde reconoció que es “el primero en saber que mucha gente no percibe este camino de mejoras”.

Acompañado por el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y ante un monumento de la Bandera vallado, Macri reconoció que “mucha gente no percibe mejoras”, al tiempo que dice estar “haciendo lo que había que hacer y los primeros resultados empiezan a asomar”. Fiel a su estilo, el presidente remarco que "la inflación será menor a la de 2009" y que “cada día se crean nuevas oportunidades”.

 Al igual que el año pasado, el Monumento a la Bandera amaneció totalmente vallado, y con fuerte personal policial. La Ministra Patricia Bullrich destacó que "hay que dividir la gente que quiere ir (al acto) por el Día de la Bandera de la gente que quiere ir a tener una actitud agresiva contra el presidente o el gobernador (de Santa Fe, Miguel Lifschitz)".

Para finalizar, pidió que los argentinos “tenemos que comprometernos. Unidos, la bandera nos une todos los días” y cerró su discurso asegurando que “los desafíos de Belgrano, son nuestros desafíos”.