A meses de finalizar su mandato, Mauricio Macri aceptó la exigencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) y eliminó  la jubilación de las amas de casa.

Unos de los objetivos principales del FMI es el sistema previsional. El primer paso lo dio el Gobierno en diciembre de 2018 cuando reformaron la ley y ahora, a pedido del FMI.

La decisión política que toma Macri a pocos meses de finalizar su gestión, para alcanzar el "déficit cero" exigido por organismo internacional, apunta brutalmente sobre los trabajadores y las mujeres en particular.

Durante el gobierno de Néstor y Cristina Kirechner se jubilaron por la moratoria previsional a la ley 24.746 de amas de casa un total de 1.796.439 mujeres.