Tras demandar a los argentinos que "cada uno tiene que ceder un poco", el presidente eliminó la obligatoriedad de la liquidación de divisas para los exportadores.

Gracias al generoso gesto de Macri, el mercado local perderá USD18.791 millones sólo del agro, mostrando a las claras hacia dónde va el modelo Cambiemos y quiénes son sus ganadores y perdedores. El empujón de las elecciones legislativas envalentona al oficialismo que luego de poner al presidente de la Sociedad Rural Argentina en el ministerio de Agroindustria, ahora elimina vía Decreto de necesidad y urgencia la obligatoriedad de la liquidación de divisas para los exportadores.

Al ser consultados sobre la posibilidad de que con esta medida ingresen menos divisas de las exportaciones y que consecuentemente una menor cantidad de dólares en el mercado local provoque un aumento del tipo de cambio, los funcionarios PRO aseguraron que "en la práctica, cuando llevamos el plazo a 10 años, ya no existía esta obligación", y señalan que "la tensión que pueda haber sobre el precio de dólar se va a corregir cuando alguien venda". "Si hay alguna restricción, entonces el precio no es libre", concluyeron.

Hasta la asunción de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo, el plazo que marcaba la ley para liquidar divisas a exportadores era de 30 días, luego pasó a ser a 5 años, luego a 10 años, con esta medida directamente se elimina la obligación que tenía este poderoso sector de la economía de liquidar divisas.