El jefe de Estado evaluó la huelga general de la CGT y dijo que el país "no paró". Además sostuvo que las elecciones de octubre servirán para dirimir el debate entre quienes “se aferran al pasado” y quienes sueñan con “construir futuro”.

En un discurso más enérgico que de costumbre, el presidente Mauricio Macri celebró que el país "ayer no paró" pese a la huelga general que había sido convocada por la CGT.

En una postura que parece cada vez más alejada de la realidad, el jefe de Estado aprovechó el acto de relanzamiento de los nuevos créditos hipotecarios para realizar una evaluación de las medidas de fuerza. Según aseguró, la jornada de ayer fue "un reactivador del cambio". "Vimos como nunca antes una toma de conciencia, una profundización del debate, que es lo que nos sirve para construir futuro", especificó.

El mandatario vaticinó que las elecciones de octubre servirán para dirimir esas diferencias entre quienes "se aferran a un pasado que no dio respuesta a la pobreza, a la mejora de la educación pública" y aquellas personas que apuestan al diálogo. "Además, quiero decirles que los resultados comienzan a llegar", enfatizó.

La presentación se realizó en la sede principal de Banco Nación, frente a Casa Rosada. El jefe de Estado hizo el trayecto entre su oficina y las de la entidad financiera caminando y lo registró en sus redes sociales.

El Presidente instó además a las familias de clase media a acercarse a las sucursales de los bancos Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires para anotarse en las nuevas líneas de préstamos con tasa variable en virtud del índice oficial de inflación.