Con la publicación en el Boletín Oficial de de un Decreto Nacional de Urgencia (DNU) el gobierno de Mauricio Macri, reduce drásticamente las indemnizaciones correspondientes a quienes sufran alguna invalidez o muerte en el marco de sus tareas laborales.

El DNU, firmado por el Presidente y todo el Gabinete, es porque los "incrementos desmedidos de las potenciales indemnizaciones" que supuestamente se dan con el actual índice con el que se calculan las compensaciones, la tasa activa cartera general nominal anual vencida a treinta (30) días del Banco de la Nación Argentina.

Con esta medida se tomará en cuenta el Ripte (Remuneraciones Imponibles Promedio de los Trabajadores Estables), un índice menor.