El presidente se mostró con el cuestionado ministro de Defensa en una conferencia de prensa en el Edificio Libertad. Lo hizo luego de reunirse con los jefes de las fuerzas armadas y en medio de rumores que indican que podrían desplazar a la cúpula de la Armada. "No tenemos que aventurarnos a buscar culpables", señaló Mauricio Macri.

"La noticia nos ha repercutido y conmovido a los argentinos. Mi primer pedido es que transcurramos el momento y los próximos días con el máximo de los respetos por el dolor que ha generado, especialmente en los familiares", siguió el mandatario que trató de evitar comentarios controversiales en medio del clima de disputa que existe entre un sector del Ejecutivo nacional y la Armada por la desaparición del ARA San Juan.

Además, afirmó que "esperemos dar con el submarino en los próximos días". No dijo nada sobre la fecha exacta en que el Gobierno se enteró de la explosión en el submarino.

"Esto va a requerir de una investigación seria que arroje certezas. Tenemos que entender cómo un submarino, que se había llevado a reparación y estaba en condiciones, sufrió aparentemente esta explosión. Hasta que no tengamos información completa no tenemos que aventurarnos a buscar culpables", pidió Macri.

Al lado del presidente de Cambiemos, apareció Oscar Aguad, ministro de Defensa, quien se encuentra en el centro de las críticas políticas por el manejo de la crisis de la desaparición del buque. Aguad fue desplazado del centro de la escena desde el momento en que señaló erróneamente que habían recibido "llamadas" desde el submarino. La información fue desmentida por la Armada. Esos cortocircuitos profundizaron las tensiones entre Casa Rosada y la Armada. De hecho, se especula con que Macri desplace a la conducción de esa fuerza.