La cooperativa creada en plena crisis de 2001 había conseguido su expropiación el 30 de noviembre pasado. El veto pone a los 130 trabajadores del Hotel en una situación de vulnerabilidad y los deja, otra vez, al borde del desalojo.

El presidente Mauricio Macri vetó "en su totalidad" a la ley que había declarado de utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles y todas las instalaciones del edificio del Hotel Bauen para ceder su administración a la cooperativa de trabajadores, que lo gestiona desde la crisis de 2001.

Mediante el decreto presidencial 1.302, publicado hoy en el Boletín Oficial con la firma de Macri y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, se anula "en su totalidad el Proyecto de Ley registrado bajo el Nº 27.344" en referencia a la norma que había recibido sanción del Senado el 30 de noviembre pasado.

Entre los fundamentos, el decreto señala que "la administración de los recursos públicos se debe realizar de manera responsable, de conformidad con los fines públicos y apegada a los principios de buena administración que debe perseguir toda acción de gobierno, mientras que las obligaciones -que derivan de la ley- resultarían sumamente gravosas para el Estado".

Sostiene que se estaría "favoreciendo exclusivamente a un grupo particularizado y sin traducirse en un beneficio para la comunidad en general", afirma el texto en referencia a la "Cooperativa de Trabajo Buenos Aires", que gestiona el hotel situado en la avenida Callao, cerca del cruce con Corrientes, en el centro porteño.

La cooperativa, está formada por unos 150 trabajadores y titular de la matrícula Nº 25.801 emitida por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, administra el Bauen desde hace 15 años, luego del abandono de sus anteriores propietarios.