En un acto celebrado hoy en la Casa Rosada y acompañado por la gobernadora bonaerense, el presidente de la Nación presentó el Estudio de Consumo de Sustancias realizado por la Sedronar.

Mauricio Macri realizó nuevas insólitas declaraciones al comparar a "la mafia del narcotráfico" con lo que él llamó "la mafia de los juicios laborales" y dijo que el ataque a los abogados laboralistas que hizo hace unas semanas fue en realidad "en defensa de los trabajadores".

"Desde el 2010 no teníamos estadísticas sobre drogas. La Secretaría de Programación para Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) hizo un estudio que, lamentablemente, nos confirma que en todos estos años ha aumentado en los  jóvenes de 12 a 17 años el consumo de alcohol, de tabaco y, también, de marihuana y cocaína. Es fundamental combatir las redes de narcotráfico. Estas redes son mafias", dijo el mandatario  en conferencia de prensa.

"Esas mafias se creen intocables y crecen cuando se apropian del Estado. La mayor mafia es aquella donde el Estado es cómplice. Pero eso se terminó", agregó Macri y vinculó el tema con las "mafias laborales".

"Hace algunas semanas, me escucharon hablar de la mafia de los juicios laborales. No estaba defendiendo a las empresas, estoy defendiendo a los trabajadores y a las pymes, porque culpa de esas mafias, colapsan los fueros laborales y las pymes, que quieren y pueden crecer, no lo hacen por el miedo a esa maquinaria perversa de juicios sin razón", continuó.

Desde el Poder Ejecutivo impulsan modificaciones para limitar los juicios laborales. El año pasado, el oficialismo impulsó y sancionó en el Senado la reforma al régimen de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART), que busca disminuir la litigiosidad por accidentes producidos en el contexto laboral.

Este año, el gobierno empezó a fogonear los cuestionamientos a los juicios por despidos y otros litigios laborales. En la jura del canciller, Jorge Faurie, Macri culpó a un “grupo de abogados laboralistas encabezados por (Héctor) Recalde” de ser parte de las mafias laborales.

"Este cambio lo hacemos juntos. No aflojen, está en juego si vamos a ser u capítulo más en la frustración o si somos la generación que va a cambiar el país. Este país que queremos se construye con pequeños pasos todos los días. Siempre lo tenemos que hacer juntos", fue el mensaje final del presidente.