Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo se reunieron ayer con el presidente de la nación, Mauricio Macri, en la Quinta de Olivos. Los tres líderes sindicales de la Confederación General del Trabajo (CGT) reclamaron al mandatario por los despidos, la inflación y las paritarias. Según los gremialistas, el encuentro no dejó mayores precisiones. “Se puso sobre la mesa la mirada sobre el curso de la economía y los serios problemas que continúan sufriendo los trabajadores con la inflación”.

Del encuentro también participaron los referentes gremiales, Gerardo Martínez (UOCRA), Andrés Rodríguez (UPCN estatales), Armando Cavalieri (Comercio), Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Gerónimo "Momo" Venegas (Peones rurales), entre otros dirigentes.

“Planteamos nuestras preocupaciones y el presidente fue receptivo. Vamos a ver si actúan con rapidez y podemos avanzar en la resolución de los problemas de los trabajadores, aunque la verdad es que no nos llevamos nada concreto y eso es malo”, aseguró a Página/12 un dirigente sindical después de la reunión.

Por su parte, el ministro de trabajo Jorge Triaca, anunció en una conferencia de prensa, la decisión del Gobierno de convocar al Consejo del Salario, sin dar precisiones sobre la fecha, al tiempo que confirmó que los dirigentes sindicales pidieron que "miremos la actualización del seguro por desempleo" y garantizó que "así lo vamos a hacer" porque "definitivamente 400 pesos no le alcanza a nadie".

"Creemos que tanto la negociación paritaria libre como la convocatoria del Consejo del Salario dan respuesta a empezar a resolver parte del problema", sostuvo el ministro, quien aclaró que "entendemos el sufrimiento de la gente".

Asimismo, Triaca también informó que "los distintos equipos del gobierno" van a presentar "un proyecto de actualización de alícuotas y escalas" del Impuesto a las Ganancias.

La iniciativa será presentada "en los próximos meses", pero las modificaciones se podrán "llevar adelante a partir de 2017" porque "el cuidado de lo fiscal es responsabilidad del gobierno", argumentó el ministro.