Macri y Pence acordaron “extremar” la presión sobre Venezuela

En medio de las amenazas guerreristas de Trump a Caracas, el vicepresidente estadounidense se reunió con Macri. El mandatario nacional exigió el “respeto a las libertades, que libere a los presos políticos y que respete la independencia de poderes”. ¿Y por casa?

Mauricio Macri recibió hoy en la Casa Rosada al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien aplaudió las “reformas económicas” de Cambiemos, que en los últimos diecinueve meses generaron cientos de miles de desocupados, unos dos millones de nuevos pobres, endeudamiento récord, especulación financiera sin control y fuga de capitales.

Pero el punto central del encuentro bilateral giró en torno a Venezuela, amenazada con una intervención militar por el propio Donald Trump.

Macri aprovechó la vista de Pence para redoblar sus ataques contra el gobierno de Nicolás Maduro y abogar por una mayor injerencia en Venezuela, desconociendo el proceso democrático de la Asamblea Constituyente y exigiendo un “cronograma electoral” de acuerdo a los dictados de Washington.

En este marco, el presidente argentino y el vice estadounidense acordaron “extremar la posición política y económica” contra el Gobierno bolivariano.

“Lo que estamos viendo en Venezuela es la tragedia de la tiranía”, dijo Pence y Macri, asintiendo, le exigió a Maduro “respeto a las libertades, que libere a los presos políticos,  respete la independencia de poderes y pare este accionar que ha llevado a empobrecer a Venezuela”.

Nada se habló en esa reunión sobre las violaciones a las libertades democráticas, los derechos humanos o la independencia de poderes en Argentina, donde hay una docena presos políticos, entre ellos Milagro Sala, y un desaparecido, Santiago Maldonado.

La dirigente de la Tupac Amaru y parlamentaria del Mercosur se encuentra detenida arbitrariamente en Jujuy desde el 16 de enero de 2016, pese a las resoluciones de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que exigen su liberación inmediata.

La ONU también instó al Estado argentino a encontrar a Maldonado, el joven de 28 años desaparecido desde el 1 de agosto pasado tras la represión de Gendarmería contra la comunidad mapuche de Cushamen, en la provincia de Chubut.