El conductor televisivo y operador mediático del macrismo dejó entrever sus temores luego de la convocatoria del juez Canicoba Corral.

Pasada la euforia por la difusión de las escuchas telefónicas a Cristina Kirchner filtradas ilegalmente, le llegó una citación judicial para saber cómo ese material llegó a sus manos.

En principio, se trata de una denuncia que ni siquiera debería hacerle cosquillas al grande y eficiente andamiaje mediático-judicial montado por Cambiemos. Sin embargo, al conductor de América parece haberlo asustado.

Según su propia confesión, si bien debe declarar en calidad de testigo, teme "una trampa" por parte del magistrado. El comentario de Majul, entre confuso y misterioso, fue el siguiente: "Espero, se lo digo con todo respeto, señor juez, que no me haga ninguna trampa. Porque hay un antecedente... Se lo voy a explicar a usted personalmente. Pero si alguien me quiere tender una trampa, lo voy a decir públicamente"

Más allá de este mensaje que transita por la incógnita, el temor y la amenaza, lo cierto es que uno de los operadores más conocidos del oficialismo deberá presentarse el próximo martes 13 de marzo al mediodía en Comodoro Py.

Mirá el video: