El falso abogado Marcelo D'Alessio, detenido desde febrero, pidió declarar como arrepentido en el marco de la causa en la que se investiga una supuesta asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal y la extorsión, que lleva adelante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. 

Según informaron, la solicitud fue presentada por el abogado de D'Alessio, Claudio Fogar, ante el fiscal federal de esa ciudad bonaerense, Juan Pablo Curi. Además, planteó un plazo de al menos 15 días para poder preparar su declaración. 

Ante esto, el fiscal Curi tiene previsto recibir al falso abogado, que se encuentra en el Penal de Ezeiza, en la primera semana de diciembre y resolver si acepta sus dichos en los términos que lo establece la ley del arrepentido.

El acuerdo de colaboración en el marco de esta ley debe realizarse entre el imputado y el fiscal del caso, siempre y cuando Curi considere que los aportes son sustanciosos para la causa. Si esto sucede, será el juez quien decidirá si homologa el acuerdo.

"La información que se aporte deberá referirse únicamente a los hechos ilícitos de los que haya sido partícipe y a sujetos cuya responsabilidad penal sea igual o mayor a la del imputado arrepentido", establece la ley, la 27.304.

Ayer, por otra parte, se pospuso la declaración Carlos Stornelli en esta causa para el 29 de noviembre, luego de que renunciara su abogado, Roberto Ribas. El fiscal federal se encuentra imputado, acusado de participar en la red de espionaje ilegal que encabezaba D'Alessio y que se dedicaba a "extorsionar" a empresarios ante la posibilidad de ser involucrados en diferentes causas. 

Si bien Ramos Padilla no consideró que Stornelli tuviera conocimiento sobre la propia extorsión, sí encontró pruebas que confirmaría la relación cercana con el falso abogado y hasta ciertos "pedidos".

Por la causa ya se encuentran detenidos el propio D'Alessio y los expolicías Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk, y el exespía Rolando "Rolo" Barreiro, todos ellos acusados de integrar la asociación ilícita.

Fuente: El País Digital