"Si no se ponen en funcionamiento las pymes es muy difícil que se reactive el trabajo", sostuvo el economista, quien expresó su temor a que el Gobierno se cierre en una visión económica ortodoxa y se viva de ajuste en ajuste.

El diputado nacional por el Frente Renovador Marco Lavagna, estimó que la renuncia de

Carlos Melconian al Banco Nación tiene por objetivo "armar un equipo económico con un grado de homogeneidad más grande".

"El Gobierno está tratando de armar un equipo económico con un grado de homogeneidad más grande. Hasta ahora se veía un equipo en compartimientos estancos. Creo que quieren generar un programa más previsible. El riesgo es que esta homogeneidad no tenga voces que sean capaces de opinar distinto. Por eso, el Gobierno tiene que evitar cerrarse", enfatizó el economista.

En declaraciones a radio El Mundo, Lavagna advirtió que la situación macroeconómica del país "es compleja. El Gobierno no tiene un plan económico claro. El derrame no existe y hay problemas urgentes que es necesario resolver ahora".

Tengo la sensación de que el gobierno se está cerrando en este núcleo duro y vamos a un esquema de endeudamiento sin terminar de trabajar en los problemas, donde algunos sectores se van a ver beneficiados, pero son sectores concentrados de la economía, entonces el impacto económico en la gente no se siente y el deterioro del 2016 no se recupera” es una situación que “te lleva a que las cuentas no te cierran y vivir de ajuste en ajuste, son modelos de ajuste permanente donde sólo algunos sectores salen beneficiados”, agregó.

"Por ejemplo, si no se ponen en funcionamiento las pymes es muy difícil que se reactive el trabajo. Y para eso hay que incentivar el mercado interno", enfatizó.