El jefe de Gabinete de la Nación habló hoy en el Congreso para la presentación del primer informe de gestión del año. En medio del paro y Marcha Federal de los docentes, el alto funcionario centró su discurso en la educación.

El jefe de Gabinete de la Nación, Marco Peña, habló por 16 minutos en la legislatura, para realizar el primer informe de gestión de 2017. Allí aseguró: “Hoy la educación no está bien y tenemos que corregirla” y habló de los planes del Ejecutivo para la mejora del sistema educativo. “La cultura del paro docente lo que termina fortaleciendo es la fuga a la escuela privada”.

“La cultura del paro docente lo que termina fortaleciendo es la fuga a la escuela privada. Esto está estudiado, son números concretos”, sostuvo el funcionario en medio del paro nacional de docentes, concentrados en las afueras del Congreso para movilizarse hacia la Plaza de Mayo.

Peña insistió con la postura del Gobierno de no llamar a una paritaria nacional con los gremios, y justificó: “La paritaria debe hacerse con los empleadores directos, que son las provincias, para que cada provincia pueda manejar su política salarial”.

En ese sentido, puntualizó que en Santa Cruz –gobernada por Alicia Kirchner- hubo un acuerdo “del 0 por ciento”, mientras que otros distritos “acordaron el 35 o 40 por ciento”. El jefe de Gabinete aseguró que el hecho de que la resolución se dé en cada provincia fortalece “el federalismo” y dijo que en el país no hay paritarias nacionales para acordar salarios de “médicos, policías ni empleados públicos”.

“Tenemos que entender, en un día como hoy, que no escondemos a la discusión de la conflictividad gremial y de los problemas pendientes que existen en materia salarial, pero también en materia de formación docente, para que realmente apoyemos y fortalezcamos y demos una discusión de fondo para ver cómo hacemos para apoyar y estimular a los docentes que más se están ocupando, que más se capacitan y mejor trabajo hacen en la escuela”, continuó.

Durante su exposición, el jefe de Gabinete cometió un furcio al referirse al aumento de la matrícula en la gestión pública en la Ciudad de Buenos Aires. “En la Ciudad de Buenos Aires hace varios años que no hay paros docentes. Ha crecido la matrícula privada... la matrícula estatal por sobre la privada”, expresó.

Cuando comenzó su alocución, Peña manifestó que haría “eje” en un tema fundamental: los resultados de las pruebas “Aprender 2016”, difundidos por el presidente Mauricio Macri este martes. Sostuvo que las conclusiones llaman a la “reflexión” para “entender la gravedad de una profunda sensación de fracaso que tenemos que asumir como clase dirigente”.

El ministro coordinador resaltó que el actual sistema educativo “no está garantizando igualdad de oportunidades, sino reproduciendo y profundizando la pobreza y desigualdad”. Pidió “entender la magnitud del desafío que tenemos” y que la mejora de la educación “esté por encima de nuestras diferencias políticas”.

Remarcó que las diferencias entre los saberes de estudiantes de escuelas públicas y privadas, también “está correlacionado con el nivel de ingreso y de hábitat”.

“Si bien en los últimos años se ha avanzado mucho en financiamiento educativo, no se ha avanzado en metas claras”, reclamó y solicitó el “urgente” tratamiento del proyecto de ley del Instituto de Calidad Educativa, para que “el Estado pueda dar cifras creíbles”.

Entre las metas para mejorar el sistema educativo, que se prevé tendrá la iniciativa “Plan Maestro”, el funcionario nombró la jornada extendida, la formación docente y la obligatoriedad de la sala de tres años.

También, planteó que el Gobierno se propone que a 2021 que los estudiantes secundarios superen el “Nivel 1” en las pruebas “Aprender”, que haya un nuevo sistema de carrera docente, el acceso a las nuevas tecnologías, la articulación de programas del 70 por ciento de las universidades con escuelas secundarias y que para 2026, el 50 por ciento de los docentes sean bilingües.