Así lo aseguro el Jefe de Gabinete, en relación al desplazamiento del juez Guido Otranto de la investigación sobre la desaparición de Santiago Maldonado y su reemplazo por el magistrado Gustavo Lleral.

Durante una visita a la ciudad bonaerense de Tres Arroyos, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, admitió que desde el Gobierno, "seguiremos trabajando con el nuevo juez como hicimos con el anterior”, refiriéndose al juez Guido Otranto, apartado de la investigación de Santiago Maldonado por “brindar datos relativos al curso de la investigación para dar con el paradero de Santiago Maldonado”, y a su reemplazo, Gustavo Lleral, “con la prudencia enorme de tratar de no entrar en la politización de esta discusión, de no perder el foco de trabajar para que aparezca Santiago Maldonado".

Por otra parte, Peña pidió “ser cada vez más institucionalistas, más prudentes", y aclara que seguirán “trabajando codo a codo con la Justicia sin ningún tipo de presión y con la convicción y el compromiso de que no habrá ningún tipo de ocultamiento o apañamiento a nadie, pero al mismo tiempo la necesidad de que sepamos qué pasó”.