En la hora pico el precio por auto llegará a los 50 pesos. Para los camiones, costará $ 155. El aumento en los peajes se suma a otras subas en otros servicios, como transporte, luz y prepagas. Temor por su impacto sobre la inflación.

En diciembre pasado, el Gobierno de Cambiemos decidió "recalibrar" su pauta de inflación: la mandó del 10% anual al 15%. Sin embargo, muchos especialistas advierten que tampoco se podrá cumplir ese número, que estará más cerca del 20%, un número similar al del año pasado.

Como sea, se espera un verano caliente en materia de precios. Aumentaron peajes, colectivos, trenes, luz, agua y prepagas. El subte porteño subirá en marzo.

Por eso, se espera una inflación del 4% acumulado para enero y febrero. Las subas golpean la estrategia del Gobierno macrista de cerrar paritarias a la baja. Cambiemos pretende aumentos salariales del orden del 15%, lo que parece alejado del reclamo de los sindicatos.