Mediante dos resoluciones publicadas ayer en el Boletín Oficial, Vialidad Nacional autorizó incremento en las tarifas que llegan hasta un 50% para peajes de las rutas nacionales. Regirá para los ocho corredores viales (1, 2, 3, 4, 5, 6, 8 y 18) y la autopista Luján-Carlos Casares.

De esta manera, el Gobierno busca elevar la rentabilidad de las empresas que participen del proceso de licitación bajo el modelo de Participación Pública Privada (PPP). Ese modelo de inversión mixto colapsó en varios países desarrollados y se está revisando. En Argentina, el macrismo empezará a aplicarlo este año.

El próximo 3 de abril se abrirán los sobres de las ofertas económicas para las rutas nacional 3 hasta Bahía Blanca y la red de accesos al puerto; la ruta 5 hasta Santa Rosa, La Pampa; la 7 hasta Mendoza; la 8 hasta Villa Mercedes, San Luis; la 9 hasta Córdoba, la 19 en Santa fe y Córdoba; Rufino-Rosario, la 34; y Rosario-Ceres, la 226.

Son seis corredores viales (rutas y autopistas) por u$s 5000 millones, correspondientes a la primera de las tres etapas de licitaciones bajo este formato. El sistema PPP ya debuta con un nuevo golpe al bolsillo de los automovilistas.