Nuevos documentos de la sociedad offshore Noctua muestran al actual ministro de Finanzas, Luis Caputo, como "fundador", "dueño indirecto" y "accionista indirecto". Caputo ocultó su participación en esa firma en las diferentes declaraciones juradas ante la Oficina Anticorrupción, lo que constituye un delito.

¿Por qué aparece como dueño indirecto? Porque Noctua es parte de una red de sociedades offshore, que tienen esa lógica para ocultar de modo más eficiente los capitales que mueven y los nombres de los propietarios de esos fondos. La lógica offshore en toda su dimensión.

Según una investigación de Perfil "el ministro estrella de Macri tuvo al menos hasta julio de 2015 más del 75 % de las acciones de Princess, de acuerdo a los documentos. Esta empresa era parte de una cadena de compañías que formaban una especie de muñeca rusa: Princess era dueña de otra sociedad (Affinis Partners II, Caimán), que a su vez es la 'dueña directa' de Noctua".

Los delitos de Caputo podrían ser varios. En primer lugar, le puede caber las figuras de "evasión" o "lavado de dinero", ya que las sociedades offshore se utilizan para evadir plata o manejar dinero oscuro. Además, todo funcionario público debe reconocer ante la Oficina Anticorrupción todos sus bienes, en el país y en el exterior. Mentirle a la OA es un delito que puede tener hasta tres años de pena.

En el caso de Caputo, empieza a quedar en claro que el funcionario preferido de Mauricio Macri le ocultó información a la OA sobre su participación en un entramado offshore. Queda claro que no fue "un asesor", como asegura el primo del empresario Nicolás Caputo, íntimo amigo del mandatario argentino.