La iniciativa despertó fuerte polémica porque, en sus fundamentos, asegura que “la agricultura es una práctica altamente contaminante”, entre otros conceptos controvertidos, lo que generó un fuerte malestar en el sector agropecuario, con muchas voces acusando a Nicolás Massot en Twitter de cometer un “papelón”, y hasta generó rechazo en el propio ministerio de Agroindustria de la Nación.

Por su parte, Gilberto Alegre, diputado nacional por el Frente Renovador y presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara baja, consideró que el jefe de bloque de Cambiemos "se equivocó mucho" y que su espacio político "no puede coincidir" con los fundamentos del proyecto.

Massot reconoció que “lo del proyecto fue desafortunado porque una mala escritura que será debidamente rectificada opaca el fondo del proyecto, que es de gran interés para Marcos Juárez”. “Fue una mala escritura que debería haber sido mejor revisada y punto. Va a ser corregida. Consideramos al agro el pilar fundamental del desarrollo nacional”, aclaró Massot.

En su iniciativa original, el jefe de bloque de Cambiemos argumenta que esas hectáreas del INTA han quedado dentro del éjido municipal, cuando amplió su superficie, y que al haber una ordenanza municipal que prohíbe el uso de plaguicidas dentro de la planta urbana esa práctica no se puede hacer. Por ello, propone pasar esas 152 hectáreas a la Municipalidad para, entre otros fines, "atender problemáticas sociales". En esta línea, Massot considera a la agricultura como "altamente contaminante".

"Las tareas de producción agropecuaria -como la plantación de soja- desarrolladas por el INTA, deberían estar restringidas, ya que las mismas implican la utilización de agroquímicos. La agricultura es una práctica altamente contaminante, por lo que genera desequilibrios indeseados en el medio ambiente". Además, según el diputado, "los agroquímicos son biocidas destinados a combatir plagas, es decir a destruir organismos vivientes. Ergo, cualquier sustancia química destinada a combatir seres vivientes, lógicamente impactará afectando en forma negativa la salud humana, como así también el medio ambiente".

La presidenta del Concejo Deliberante de Marcos Juárez reveló que el actual intendente, Pedro Dellarossa (UCR-PRO), y el cuerpo que preside impulsan la cesión de tierras porque había sido una promesa de campaña, pero criticó los argumentos que puso Massot, legislador por Córdoba.

"No compartimos para nada los argumentos que pone Nicolás Massot para este excelente proyecto. Es una promesa de campaña, es excelente para la ciudad (el traspaso de tierras)", dijo Majorel en diálogo con la prensa de Marcos Juárez.

La funcionaria luego fustigó: "Repudiamos los fundamentos de Nicolás Massot para acceder a esas tierras. Los argumentos han sido totalmente equivocados; nos sorprende sobre todo viniendo de un Gobierno que sin ninguna duda está a favor del campo y tiene una mirada positiva hacia los productores".

Entre otras cosas, la Municipalidad de Marcos Juárez quiere propiciar en esas hectáreas barrios sociales, un centro al estilo de una ciudad universitaria y un refugio para madres solteras y mujeres golpeadas.