El diputado del Frente de Todos y uno de los autores de la iniciativa para un aporte solidario y extarordinario, Máximo Kirchner, fue el encrgado de clausurar el debate en el recinto donde la Cámara Baja dio media sanción a dicho proyecto de Ley.

"Este aporte solidario va a servir para conseguir más vacunas rápidamente, para que el impacto de la llegada de esa segunda ola sea lo menor posible. No es tiempo para insultos. Es tiempo para construir una sociedad que tenga la conducta, voluntad y disciplina necesaria hasta que la mayoría de los argentinos estén vacunados. Lo que queremos es una Argentina con argentinas y argentinos vivos y sanos”, sostuvo el jefe del bloque del Frente de Todos. 

En este marco, detalló algunos de los objetivos a partir de la sanción de la ley. “Este Aporte va a financiar algo que es un problema en la Argentina como lo es el de la tierra y la vivienda. También ayuda al sector sanitario, para que médicos, enfermeros y enfermeras cuenten con insumos para poder atender. Y también va para las PyMEs. Los desafíos que tenemos son importantísimos”, indicó Máximo Kirchner. 

En otros pasajes de su intercvención, el diputado señaló que “el expresidente decidió poner el cepo después de perder las elecciones generales, porque sabía que sino el resultado iba a ser mucho peor. Para juntar 2 millones de votos más, sacrificó 20 mil millones de dólares del Banco Central”.