El ex presidente del Banco Nación dio sus pronósticos sobre lo que puede ocurrir con la economía en los próximos meses: "No sé si se llega tranquilo a octubre, pero se llega por definición. Es un programa hecho para llegar y que vino para parar una espiral cambiaria, una espiral inflacionaria y evitar un default. Magia no hay. Es un programa para aguantar hasta fin de año", lanzó.

En declaraciones a TN, el amigo personal del presidente señaló que "una economía donde el poder adquisitivo del salario sufre primero un golpe inicial y luego va a los tumbos, de a poquito...eso no se recupera. Lo que la economía está tratando de buscar es un piso sólido. No se le pide más".

Luego profundizó acerca de lo que, en su opinión, son los problemas del programa económico: "El problema del picapiedra es que convive con un año electoral. Si este programa de emergencia venía en un año no electoral, zafaba en términos de evitar la tragedia".

"Pero como viene en un año electoral, ahora le dan a la economía la importancia que se le había negado", agregó en una de sus reiteradas críticas al gobierno que él mismo integró en la primera etapa de gestión.

"Ahora estamos redescubriendo que todo lo que se subestimó, que es la economía, tiene un lugar preponderante. Yo apoyo el rumbo, apoyo la vuelta al mundo, apoyo el cambio cultural, pero lo que nunca apoyé fue que subestimaran la economía. En algún momento hay que cortar con ese afán por hacer cosas con un gran sentido del marketing", concluyó.

Fuente: Infonews