Hace un año y medio, en plena disputa por el voto del electorado del Balotaje 2015, el entonces candidato de Cambiemos prometió que reduciría la propaganda oficial y que ese dinero sería destinado a las arcas del Estado; una vez en la Casa Rosada hizo todo lo contrario.

Este miércoles, el diario La Nación publicó que la administración de Cambiemos se comprometió a pagar 1867 millones de pesos en el rubro "prensa y difusión", en un año que coincide con una decisiva elección parlamentaria.

En un artículo del periódico fundado por Bartolomé Mitre, se conoció que el Estado aumentó un total de 205% para la partida de difusión de actos del gobierno y spots oficiales, a pesar que en la campaña de 2015 lo criticara duramente.

El presupuesto actual destinado a publicidad oficial ahora será de 4.130 millones, lo que representa nada más y nada menos que la mitad de los fondos que maneja el jefe de Gabinete.