Las dudas son cada vez más. Es que el sospechoso robo a una cifra muy importante en la casa de Gabriela Michetti está lejos de esclarecerse y todavía no se determina el origen y la legitimidad del dinero que le fue robado el 22 de noviembre pasado.

Incluso en las últimas horas un abogado promovió una investigación penal a fin de saber la procedencia de los 245 mil pesos y 50 mil dólares que le fueron robados en su casa por un efectivo policial que integraba su custodia

Ayer, en declaraciones radiales, la Vicepresidenta dijo que los 50.000 dólares que tenía guardados en el placard eran para la maestría del hijo

Luego se desdijo: “En realidad la maestría no es que estaba ya decidida cuál era, ni que se había definido, digamos”. ¿En qué quedamos?.

En declaraciones a Vorterix Michetti agregó: “Yo había tenido conversaciones con mi novio por este tema (…) y para el día del estudiante Juan (Tonelli) me dijo: mirá el dinero yo lo tengo, lo tengo sin usar, no lo voy a usar ahora, está en el banco y te lo traigo especialmente para que le puedas hacer un regalo a Lautaro y le digas que él tiene su dinero”

Consultada sobre si no hay incompatibilidad por su cargo de Vicepresidenta con que empresas financien su fundación, Michetti contestó: “Dinero de la fundación se maneja muy poquito. La fundación hace trabajo social de muy alta calidad por voluntarios que hacen de mano de obra intensiva".

“Tengo total certeza que no hay en la fundación ninguna incompatibilidad con lo que yo realizo, ninguna”, afirmó más tarde.

Además le recordaron que uno de los aportantes a su fundación SUMA es el Grupo Farallón, ligado nada menos que al ex secretario, José López: ”Yo no estoy en ese tema, en absoluto, de las ventas de las mesas para la cena”, trató de desligarse.