En lo que seguramente será una multitudinaria movilización, la CGT anunciará una medida de fuerza de 24 horas. El ministro de la Producción, Francisco Cabrera,epicentro de las críticas de la central obreram sostuvo que "no hay ninguna razón para que haya un paro".

En una entrevista que publica hoy el diario Clarín, el funcionario afirmó que 2016 fue "un año duro para la economía, con una herencia de desorden macroeconómico muy importante, que hizo sufrir al bolsillo de los argentinos, a las empresas", pero resaltó un crecimiento de la economía en este primer trimestre de este año.

"En ese contexto de crecimiento de la actividad, de las exportaciones y del empleo, hacer una movilización con los argumentos que se plantearon sólo se explica por motivaciones políticas", argumentó.

Cabrera evaluó que la marcha por el Trabajo y la Producción, como fue denominada desde la CGT, "es como inaugurar el año electoral".

"Hay un juego que tiene que ver con el la interna del propio peronismo", dijo, y agregó que la movilización "no tiene lógica" porque "no hay destrucción" de empleo y la marcha es "por la destrucción de puestos de trabajo. En un contexto de no creación de empleo de los últimos 4 años, cuando el empleo privado formal no crece en la Argentina desde hace 7 años".

Respecto del anuncio de un paro nacional para fines de marzo o comienzos de abril que la CGT anunciaría esta tarde, el ministro lo tildó como "otro elemento adicional que tiene que tiene que ver con la política. Porque no hay ninguna razón para que haya un paro".

"Las razones por las que dicen que van a la movilización son falsas. Hablan de destrucción del empleo. Y eso es falso, se está creando empleo. Dicen que hay desaparición de pymes y también es falso: aunque desde el 2013 desaparecieron 9.000 pymes en el país. La supuesta lluvia de importaciones también es falsa: en 2016 se importó un 7% menos que en 2015. Y un 25% menos que en 2011", explicó.

Por último, el ministro de la Producción analizó que las razones políticas de la CGT para promover la marcha de esta tarde tiene que ver con "ubicarse en el vértice político de todo el peronismo".

"Los tres integrantes de la cúpula de la CGT juegan en la política. Tal vez sea eso, no quiero entrar en especulaciones. Pero razones económicas no tienen. Y, además, entre los que van a marchar hay algunos que quieran que al gobierno le vaya mal", advirtió.

Hoy a las 16 los tres secretarios generales de la CGT cerrarán con sus discursos la movilización en la que confluirán sectores políticos, gremiales y sociales, desde el escenario montado en la intersección de Diagonal Roca y Moreno, frente a las oficinas de la secretaría de Producción.