Fue durante su discurso en el seminario “Financiamiento de la Agenda 2030”, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas que se celebra en la ciudad de Nueva York.

La vicepresidenta Gabriela Michetti habló de la “Pobreza Cero” en la Argentina, la principal propuesta incumplida de Cambiemos, formulada tanto durante la campaña de 2015 como también ahora de cara a las elecciones legislativas.

Escoltada por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, la vicepresidenta redujo aquella promesa a un “aspiracional” para tener “en el horizonte”.

“(Mauricio Macri) destacó sobre todo en el horizonte el objetivo de Pobreza Cero que nos hemos puesto como aspiracional”, lanzó ayer en el seminario “Financiamiento de la Agenda 2030”, en el marco de la 72ª Asamblea General de la ONU que se celebra en Nueva York.

Michetti ya había ensayado una definición similar en enero pasado, tratando de salir del paso durante una entrevista con la cadena internacional Aljazeera. “Nosotros lo que dijimos es ‘Pobreza Cero’ tiene que ser el objetivo y el aspiracional de nuestro gobierno y de los gobiernos que sigan”, dijo en esa oportunidad cuando le preguntaron por el crecimiento de la pobreza a un año de la gestión de Cambiemos.

Sin embargo, el propio Macri tiene un discurso diferente cuando le habla del tema a los argentinos. Hace apenas unas semanas, cuando retomó la campaña electoral en la provincia Buenos Aires -donde se impuso la ex presidenta Cristina Fernández de Kichner-, aseguró que “estamos acá para liberarlos de la pobreza”. Así lo dijo al inaugurar un centro comunitario en Florencio Varela, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Michetti tiene previsto emitir su discurso ante la Asamblea General de la ONU este miércoles alrededor de las 15.20 (hora local). Habrá que ver si vuelve a hablar de “Pobreza Cero”.

Macri decidió enviar a su vice para poder dedicarse de lleno al último tramo de la campaña antes de las legislativas del 22 de octubre. Viajó a Estados Unidos acompañada por el canciller Jorge Faurie, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.